Cómo evitar que un Ransomware cifre nuestros ficheros

En nuestro anterior artículo explicábamos unos conceptos bien definidos sobre el Ransomware, sí, ese tipo de Malware que emplea un cifrado asimétrico para secuestrar la información que tengamos en nuestro ordenador y luego pedir un rescate por ellos.

El cifrado asimétrico es una técnica criptográfica en la cual se usan un par de claves (una clave es pública y la otra es privada) para cifrar y descifrar un archivo. La víctima siempre dispondrá de la clave pública, quedando en poder del atacante la clave privada que se genera al cifrar los archivos, la cual se envía a un servidor remoto. A dicha clave privada se “accede pagando el rescate” y como no siempre puede darse ese hecho, es conveniente que sepamos cómo evitar que un Ransomware cifre nuestros ficheros.

Lo primero y más importante es tener mucha precaución cuando introducimos una URL (Dirección de Internet) en nuestro navegador y por supuesto, el abrir cualquier archivo que recibamos mediante correo electrónico (e-mail). Siendo éstas los principales medios de propagación.

La mayoría de las campañas de ransomware empiezan por un mensaje de correo electrónico de phishing, es decir, de suplantación de identidad. Con el paso del tiempo, han ganado en sofisticación, y ahora muchas están específica y meticulosamente diseñadas en el idioma local de las víctimas a las que van dirigidas, sin embargo, el 99.99% de ellos tienen faltas de ortografía o caracteres ilegibles cuando los recibimos.

La gran mayoría de los usuarios de Internet no reconocen un Phishing y creen que la web a la que han accedido pertenece a la que es suplantada. Por tanto debemos ser muy meticulosos con eso e intentar averiguar si la web a la que hemos accedido se corresponde con la que deseamos acceder.

1 2 3 4 5


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *