WhatsApp y el síndrome del doble check: el causante de muchas rupturas

WhatsApp y el síndrome del doble check: el causante de muchas rupturas

Una vez más, WhatsApp sigue siendo la protagonista, aunque esta ocasión podríamos decir la mayor “culpable” en el caso de rupturas de parejas. Así lo sostiene un informe de la revista CyberPsychology and behaviour Journal (Revista de CiberPsicología y comportamiento), el cual analiza los efectos negativos que tienen las aplicaciones de texto.

Síndrome del Doble Check

Ya sabíamos que el Whatsapp era motivo de disputa entre las parejas e incluso de ruptura entre ellas pero hasta ahora nadie había cifrado cuántas parejas habían roto por culpa de una de las aplicaciones más famosas y utilizadas del mundo (300 millones de usuarios).

En el informe de la revista que hemos mencionado anteriormente se habla de 28 millones de usuarios.

Muchas de esas rupturas se producen por el denominado “síndrome del doble check”, un estado de ansiedad al ver que el destinatario de tu mensaje no te ha respondido pero ha estado conectado después de recibirlo o está ‘en línea’ después.

Se llama así porque, como ya podréis deducir, cuando mandas un mensaje por Whatsapp y el destinatario lo recibe aparecen dos “ticks”, el cual, su significado es que ha sido recibido (no que lo haya leído), pero gracias a la información del usuario se puede saber a qué hora se ha conectado y así saber si lo ha hecho después de haber enviado tú el mensaje, algo que también me parece estúpido porque yo he recibido whatsapps estando Online y los he dejado sin ver y también si responder, precisamente porque no tengo la obligación de hacerlo.

Por otro lado, podemos decir que otras de las causas de las rupturas son obvias, es decir, las “pilladas” que se pueden hacer a tu pareja: mensajes enviados a una persona equivocada, indiscreción a la hora de enviar/recibir archivos (sabiendo además que estos permanecen en en los servidores de WhatsApp por un período determinado, en fin, un sin fin de circunstancias que hace de dicha aplicación un verdadero chivato.

Los autores del estudio explican que aplicaciones como WhatsApp son “muy favorables” en una primera fase de las relaciones, pero con el tiempo empiezan a revelarse sus efectos negativos, acompañados del aumento de los celos y el control.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *