¿Página Web o Página en Facebook?

Web o Facebook

¿Página Web o Página en Facebook?

Tanto si eres un diseñador frelance como si eres una empresa que se dedica al diseño web, estamos seguros que en alguna ocasión te habrán preguntado o te preguntarán (llegado el caso)… ¿Para qué necesitamos una página web cuando podemos tener una página de Facebook totalmente gratis?.

Como todos ya saben, una web no solo conlleva el gasto del diseño sino que además conlleva un coste para el hosting (servidor) y el dominio propio (nombre de la web). Éstos costes suelen ser anuales y dependerán de las empresas que los provean. Por otro lado, son muchos los clientes que solicitan servicios de mantenimiento de la propia web y diseño, entre los que podemos destacar (seguridad, actualizaciones, escribir artículos que el cliente desee, etc.)

Intentaré exponer mi opinión sobre este tema teniendo en cuenta algunos puntos de vista

Los Pros y los Contras de las páginas en Facebook…

Una página de Facebook, ofrece lo siguiente:

Aspectos Positivos

  1. Facilidad de creación de forma gratuita y un acceso inmediato a más de 1.000 millones de usuarios.
  2. La configuración suele ser rápida dependiendo de los conocimientos del cliente.
  3. Sencillez para subir contenidos a la red y compartirlos.
  4. El tiempo lo invierte el cliente y dependerá de los objetivos que se marque

Aspectos Negativos

  1. El contenido que publiques y/o las imágenes siempre pertenecerán a Facebook, así lo especifica en sus condiciones del contrato de creación de cuentas.
  2. No todo lo publicado en Facebook se indexa a otros buscadores y todo dependerá de la configuración que hagas de la misma.
  3. Resulta complicado obtener datos personales de las personas/empreas que visiten la página de Facebook.

Por el contrario, una página web requiere de un esfuerzo adicional, que puede dar sus frutos a medio/largo plazo y el cual consiste en:

  1. Primeramente un buen diseño o plantilla.
  2. Actualizar los contenidos requiere de tiempo, pues además debemos trabajar en el SEO de lo que escribimos. Esto es algo que para aquellos con escasos conocimientos en Internet podría acarrear algunas dificultades técnicas.
  3. Una página web tiene mayores costes, pues debe ser diseñada, configurada, actualizada y mantenida, pero el contenido publicado siempre nos pertenecerá. Además, recordemos que el contenido siempre puede puclicarse (de forma resumida) en las redes sociales, entre ellas Facebook, pudiendo atraer usuarios a nuestra web, lo que significa un aumento de visitas.
  4. Una web necesita algo de marketing y combinación de estrategias, pero conseguidos los objetivos, desde mi punto de vista, con una web que disponga de al menos 500 visitas al días, será más que sufiente para ir creciendo con el paso del tiempo.

¿Qué es mejor entonces, una página de Facebook o una página Web?…

Para serte sincero, si piensas que esos 1000 millones de usuarios que entran a Facebook a diario son un montón, te vas a quedar corto con la cantidad de búsquedas que se realizan al día en Google, pues aproximadamente son unas 40000 búsquedas por segundo, es decir, unos 3500 millones de búsquedas en tan solo un día. Pero eso no es nada teniendo en cuenta que Google no es el único motor de búsqueda que existe en Internet.

De este modo, puedo decirte que el alcance que se puede conseguir con una página de Faceboo es relativamente menor que la que se podría conseguir con una página Web. Lógicamente debemos tener en cuenta que no resulta tampoco tarea sencilla, pues tu web resulta ser el centro neurálgico de tu presencia en la red y donde obtendrás información sobre tus visitas, los clientes y además, donde obtendrás los beneficios si concentras las campañas de márketing.

A principios de septiembre de 2015, Facebook lanzó una serie de actualizaciones para sus Páginas para que las empresas tuvieran más libertad. Se incluyeron nuevas secciones, un botón de llamada a la acción más grande y se mejoró la posibilidad de realizar modificaciones en la página a través de un dispositivo móvil. Sin embargo, creo que a pesar de éstas mejoras, no han conseguido eliminar la necesidad de una web propia, única y personalizada.

¿Qué pasaría si Facebook decide que has incumplido sus normas?

Facebook tiene sus propias reglas para los artículos que publicas, los concursos que creas, etc. Si las incumples, podrías perder tu página y todo el trabajo y tiempo invertido en ella. En tu web puedes publicar el contenido que necesites siempre y cuando estés dentro de la legalidad. Podrás disponer de copias de seguridad para casos de siniestro, tales copias, suelen efectuarlas de forma automática el proveedor de hosting.

Google puede penalizarte si utilizas técnicas de SEO “black hat” (o sea, si haces trampas), pero siempre podrás solucionar ese problema y volver a tu posición habitual. Conseguir otra oportunidad por parte de Facebook puede ser bastante más complicado.

¿Cómo puedes asegurarte de a quién haces llegar tus artículos o mensajes publicados en Facebook?

Se pueden crear campañas de publicidad en Facebook y elegir el grupo al que más te interesa alcanzar. Sin embargo, es complicado y algunas empresas no se deciden a dar el paso. El problema es que, con una página de Facebook estándar y sin implementar ninguna campaña de publicidad de pago, no todos tus seguidores van a ver todos tus posts por lo que vas a tener que esforzarte muchísimo para conseguir llegar a un público numeroso.

Ya solo me queda añadir una pregunta más. ¿Preferirías dejar que tu empresa sea presa de Facebook o prefieres ser el dueño de lo que publicas?

¿Te gusta compartir? ¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *