N26, el banco online desde Alemania

Todo el mundo tiene ese temor a lo nuevo y a lo desconocido, principalmente cuando se trata del dinero de nuestro bolsillo, del no entender qué hacer con él ni de conocer un banco de “guante blanco”. Desde un punto de vista privativo y en cuanto a seguridad, podríamos decir que ningún banco da “duros a cuatro pesetas” y solo aquellos que llegaron a conocer la “peseta” como principal moneda en España, entenderán el refrán, aunque podríamos decirlo de otra forma, ningún banco te presta el paraguas cuando llueve. Sin embargo, debemos ser conscientes que el dinero del que dispongamos debe ser aprovechado y si podemos guardarlo en algún banco en el que las comisiones no existan, o éstas sean mínimas, podríamos sentirnos satisfechos, en especial cuando el banco tiene buena atención hacia sus clientes y N26 es un banco alemán que nos brinda unas estupendas posibilidades y una buena atención.

N26: orígenes y evolución…

N26 defiende la idea de que la mejor oficina bancaria es el teléfono móvil y que el cliente debe ser el centro de todo. Desde el año 2013, con sede central en Berlín y una inversión inicial de 25000 dólares nació N26 con el respaldo y garantía de otro banco alemán denomnado Wirecard Bank. Ya dispone de grandes inversores como Horizons Ventures, el cual ha invertido unos 40 millones de dólares procedentes de Asia.

Desde 2015 opera en Francia, España, Italia, Irlanda, Grecia y Eslovaquia, llegando a sumar ya, más de medio millón de clientes. No es que sean unas cifras abrumadoras si las comparamos con otros bancos como el Ing Direct o el BBVA, sin embargo se trata de un banco que está en pleno auge dentro y fuera del territorio alemán.

 

Sorprendentemente, en abril de 2016 interrumpió su servicio de alta de clientes en España y otros países europeos, afirmando que volvería a estar operativo en septiembre u octubre. Por supuesto, la medida generó mucho revuelo entre clientes e inversores y también cierta desconfianza, sin embargo, han cumplido su promesa y ya están plenamente operativos.

Según la compañía, el motivo de esta suspensión era:

  • Hacer trabajos internos de copias de seguridad de las cuentas creadas en la última expansión.
  • Centrarse de nuevo el núcleo de su negocio, en los mercados de Austria y Alemania.
  • Trabajar en algunas mejoras para los distintos países europeos.
  • Preparar unas campañas de marketing y promociones más potentes.

Finalmente la compañía dio a conocer una sorpresa: desde el 21 de julio del año pasado ya no depende del banco alemán Wircard Bank, y actúa como banco completamente legal por sí solo, habiendo conseguido su licencia bancaria propia para operar en Europa con la aprobación del regulador alemán BaFin y el BCE.

Eso quiere decir que las cuentas creadas en N26 están respaldadas por el Fondo de Garantía alemán que, al igual que el español, cubre hasta 100.000 euros por titular en cada entidad.

¿Te gusta compartir? ¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

1 2


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *