en

Lituania: el oro del báltico, apreciado por los científicos

Imitaciones de ámbar y como descubrirlas…

Dicen que si frotamos el ámbar natural, éste se electriza y empieza a atraer los trocitos de papel, polvo, etc. Pero ¡tened cuidado! Los plásticos también lo hacen :D. Eso si, si el ámbar no se electriza puedes estar seguro que no es ningún tipo de ámbar.

Si hacemos una linea con el filo de un cuchillo sobre su superficie:  en el ámbar natural aparece el polvo, en las imitaciones suele aparecer viruta.

Copal – son resinas jovenes e inmaduras. Su uso en vez de ámbar es muy popular entre los joyeros de todo el mundo, sobre todo en Asia; Australia y EEUU, es decir en los lugares donde no existen propios yacimientos de ámbar genuino.

Visualmente no se nota diferencia con el ámbar auténtico, pero este ámbar no contiene ácido succínico y por lo tanto carece de propiedades curativas. Al contrario de ámbar natural el copal se disuelve en éter etílico.

  • Si frotarlo con un algodon mojado en éter etílico en la superficie de este “ámbar” aparece una mancha. El ámbar natural se quedará sin manchas.
  • En los rayos UV la resina joven es de color blanco, el ámbar auténtico es de color azul.

Ambar reconstituido – es ámbar prensado, su nombre oficial es ambroide. Es muy bonito y confunde a cualquiera. Se hace de residuos de la producción de resina y harina de ámbar decolorida bajo una presión de 40 atm. y temperatura 200º. El color depende de los tintes aplicados.Está muy de moda entre los joyeros de Europa.

  • Si frotar el ambroide con un algodón mojado en éter etílico la superficie de este “ambar” se hace pegajosa (el ámbar genuino se queda sin cambios).
  • Si mirarlo con una lupa bien fuerte se ven las bolitas de tinte. Muchos se autoengañan pensando que son “inclusiones”. El ambroide contiene demasiadas burbujitas de aire y muchas interferencias que hacen de pieza una belleza visual, pero ne deja de ser una imitación.

Ámbar combinado – son trocitos de ámbar natural, el polvo de ámbar y plásticos. Una imitación muy difícil de descubrir.

  • Usar el método de aguja caliente (ver más abajo) en varios puntos. Aunque lo mejor sería llevarlo a un laboratorio.

Ámbar sintético. Los reyes de ámbar sintético son los paises asiaticos. ¿Habeis comprado ámbar en China, Tibet o Tailandia? Lo siento alli no hay ámbar. Se usan más de 60 tipos de plásticos y resinas sintéticas. Las más famosas son bakelita y bernata.

  • en los rayos UV los caseínicos son de color amarillo, la bakelita es incolora (el ámbar es de color azul).
  • calentar una aguja y aplicarla en el lugar poco visible. El ámbar sintético desprende el olor químico desagradable, el de verdad huele a pino (¡ojo! el copal también huele a pino)
  • preparar una solución salina (10 cucharitas de sal y 250mm de agua). El ámbar natural flotará, las imitaciones incluido el copal se hundirán (menos polistrol y ambroide que no se hunden).

Imitaciones de inclusiones. El ámbar que contenga las inclusiones de plantas o insectos prehistóricos es bastante raro. Las inclusiones dentro del copal sí se encuentran muy a menudo. Pero como las inclusiones son tan deseadas por los coleccionistas los joyeros aprendieron a preparar las imitaciones. Su nombre oficial es “sandwich”. Sobre la base de ámbar natural ponen un insecto y lo cubren con resina sintética.

  • usar método de aguja caliente aplicandola por toda la superficie.

Por lo tanto, si comprais ámbar en Rusia, Letonia o Lituania lo más probable que sea auténtico, el de Polonia podría ser gedanita (ámbar de Gdansk) o ambroide; en Gran Bretaña todas las joyas llevan copal o ambroide; en Asia en general os venderán los plásticos o copal; en Australia y EEUU venden copal y en Sudamerica – ámbar de algarrobo.

[Vía: Gintalinis]

Deja un comentario

Paypal para iPhone

WordPress Website Secrets – eBook: el secreto de las páginas webs diseñadas en WordPress