Lentes de contacto con visión telescópica

lente de contacto

lente de contacto

Científicos del Instituto Federal de Tecnología de Lausana en Suiza (EPFL, en sus siglas en inglés) han logrado desarrollar unas lentes de contacto que, si se usan junto a unas gafas especiales, ofrecen una visión telescópica, lo que permite ver los objetos tres veces más grandes que su tamaño original.

El sistema ha sido diseñado para ayudar a personas con degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y, además, las gafas están equipadas con un filtro polarizador que le permite a los usuarios alternar entre la visión normal y la visión telescópica.

Las nuevos lentes de contacto cuentan con un elemento telescópico dentro de una zona circular o anillo en el centro de la lente, en el área por la que entra la luz que permite la visión normal. El prototipo creado tiene 8 milímetros de diámetro, 1 milímetro de grosor en el centro y 1,17 milímetros de grosor en el anillo que genera el aumento de la imagen.

Para ello, los investigadores crearon pequeños espejos de aluminio, rayados con un patrón específico, que actúan como si fueran una lupa al hacer reflejar la luz unas cuatro veces dentro de ese anillo antes de redirigirla hacia la retina.

Pero es el usuario quien puede controlar que la imagen aparezca aumentada o no, al cambiar un filtro en las gafas especiales que acompañan a las lentes de contacto, para lo que adaptaron unas gafas que la compañía Samsung produce como parte de una de sus televisiones en 3D. De hecho, estas gafas crean un efecto 3D al bloquear alternativamente la lente derecha y la izquierda.

Lentes para un uso prolongado

Para el doctor Eric Tremblay, uno de los autores del proyecto, lo más difícil fue “crear unas lentes de contacto que fueran transpirables”, como ha explicado a la BBC, en declaraciones recogidas por Europa Press, ya que esto es necesario “si quieres ponértelas durante más de 30 minutos”.

Los gases tienen que poder penetrar la lente para permitir que la parte del ojo cubierta por la lentilla, especialmente la córnea, pueda recibir oxígeno, explicó.

Para solucionar ese problema, el equipo de Tremblay creó lentes perforadas que permiten el flujo de oxígeno, lo que complicó mucho más la producción de los lentes. “La fabricación es todo un desafío porque todo tiene que ser muy preciso”, dijo.

Aún así, el equipo ha logrado crear varias versiones permeables de la lente telescópica que estarán listas para ser sometidas a pruebas clínicas en noviembre, según Tremblay.

Vía: EuropaPress

¿Te gusta compartir? ¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *