Seguridad

El timo de los comerciales de Endesa

Antes de nada queremos aclarar, que con este artículo no pretendemos decir que todos los comerciales que venden a puerta fría sean unos timadores, ni mucho menos, hay profesionales que se buscan así la vida de forma honrada. Pero si es cierto que amparándose en esta forma de venta, algunas empresas distribuidoras con pocos escrúpulos envían comerciales sin experiencia ni motivación alguna, aparte de ganar unos “pocos euros”, a costa del engaño y de la buena voluntad de las personas que los reciben en sus propias casas.

Estos “comerciales” te solicitan que les entregues una copia de tu factura de la luz o el gas, para hacer unas comprobaciones y verificar que se están haciendo los descuentos o se esta aplicando la tarifa actualizada, con la escusa de reducir en un 10 o un 20% el importe de la factura.

Según hemos podido averiguar, estos “comerciales” pertenecen a empresas comercializadoras de productos energéticos, NO SON DE ENDESA, ni de Gas Natural como afirman ser. Algunos incluso te enseñan una tarjeta identificativa con el logotipo de la empresa, es una tarjeta falsa que cualquiera con unos pocos conocimientos de informática puede falsificar e imprimir en su propia casa. ¡Tened mucho cuidado!

Un consejo: si llevan colgada en lugar visible una tarjeta identificativa, se la piden y se la llevan al interior de casa haciéndole saber que van a hacer también unas comprobaciones de identificación, que espere en la puerta. En el interior de casa le sacas una foto a dicha tarjeta y al salir le dices que los de Endesa te han comunicado que esa tarjeta ni los datos identificativos figuran en su base de datos. De esta forma tendrás garantizado que esa persona no pasará más por tu casa.  ¡JAMÁS MUESTRES TUS FACTURAS!

Debemos tener en cuenta siempre que, Endesa o Gas Natural no manda a comerciales (que la mayoría de ellos no llegan ni los 25 años de edad), puerta a puerta, para asegurarse de que están facturando correctamente, es un engaño o timo, dirigido casi siempre a personas con edad avanzada, que confiando en estos chicos, les entrega una copia de su factura, en la que además de los datos personales y la dirección, en algunos casos también aparece los datos bancarios. Y si no aparecen no dudan en pedirlos con la escusa de comprobar si los datos que tienen son correctos.

Lo que hacen estos “comerciales” con estos datos es, o bien contratar servicios que no hemos solicitados, y que después para darlos de baja se convierte en una autentica pesadilla, o directamente cambiarte de compañía y darte la sorpresa cuando al mes o a los dos meses, te llega una factura de una empresa que no has contratado y te han hecho el cambio sin tu consentimiento.

Estos “comerciales” son jóvenes, sin muchos escrúpulos, que por ganar una mísera comisión no les importa engañar a personas mayores o a todo aquel que se le cruce por delante, y que no duran en la empresa más de un mes hasta que se cansan o no cumplen los objetivos establecidos por la compañía para la que trabajan.

NO se dejen engañar, NUNCA Y BAJO NINGÚN CONCEPTO ENSEÑEN UNA FACTURA A NADIE QUE LA SOLICITE, SI DE VERDAD ES EMPLEADO DE ENDESA, ELLOS YA TIENEN COPIA DE TUS DATOS Y NO NECESITAN QUE TU SE LOS DES. 

Y mucho cuidado que se han dado casos de personas que incluso les han cogido los datos bancarios directamente del buzón de correos para hacerles este tipo de contratos, así que lo mejor es que ni les abran la puerta y que si los veis por vuestro bloque o urbanización, los echen con la amenaza de llamar a la policía local si no se van para que los identifiquen. Si de verdad son comerciales honrados no tendrán ningún tipo de problema en identificarse ante las autoridades.

Dejar un comentario