Como mejorar la velocidad de nuestra conexión WiFi

Cada día hacemos uso de las redes WiFi. Sin darnos cuenta, estamos siendo bombardeados por frecuencias de radio controladas por el protocolo estándar IEEE 802.xy (la xy varía en función de la versión por ejemplo: IEEE 802.11n). Básicamente se trata de una red inalámbrica, es decir, sin cables. Al utilizar este tipo de comunicación, cualquiera podría darse cuenta que surgen problemas de alcance y cobertura, entre otros inconvenientes, que debilitan la señal.

La existencia de paredes, techos y estructuras metálicas o bien que el router se encuentre a una determinada distancia pueden ocasionar pérdidas de señal que ralentizan la red. Las interferencias que afectan a los routers inalámbricos provocan que se pierda hasta un 30% del ADSL que tenemos contratado. Para mejorar el rendimiento de los routers y la velocidad de la conexión, es decir, optimizar la comunicación inalámbrica, debemos seguir una serie de consejos:

[toggle title=”Ubicación del Router”]Debemos ubicarlo en el centro del hogar, y una buena forma para saber cuál este centro es pensar adonde se colocaría una radio para que pueda ser escuchada en toda la casa. La señal “Wireless” comúnmente se expande en 360º, es decir que se dirige en todas direcciones y se debilita a medida que aumenta la distancia y existan obstáculos. Por ejemplo si colocamos el router en una pared que da a la calle perdemos la mitad de la señal.[/toggle]
[toggle title=”Evitar Interferencias”]Los obstáculos que causan interferencia pueden ser de tres tipos: 1. Los que retienen la señal y que son inherentes a toda casa (paredes, suelo, muebles, etc.). Cuando menor es la cantidad de obstáculos que deba atravesar la señal mayor es la cobertura. 2 . Los obstáculos que modifican la señal y que son en su mayor número objetos metálicos (tal como es sabido por todos, los aparatos metálicos reflejan las ondas y las llenan de ruido). Cuanto más alejados de ellos mejor será el alcance. 3. Los que vampirizan las ondas y que son los aparatos que compiten por la señal (aquí englobamos a todos los aparatos inalámbricos que utilicen la misma frecuencia del router). Lo ideal es adquirir dispositivos inalámbricos que utilicen una frecuencia distinta a 2.4 Ghz.[/toggle]
[toggle title=”La comunicación es mejor cuanto más espacio abierto”]El mejor lugar para ubicar el router es en un sitio abierto y lo más alejado del suelo posible (es decir nunca dentro de un mueble o rodeado de artefactos metálicos que impidan la expansión de la señal). Si lo ubicamos dentro de un mueble metálico anulamos la señal, y si lo colocamos cerca de uno disminuimos su alcance. Cuanto menos obstáculos tenga que atravesar la señal será mejor. Recordemos tratar de posicionarlo lejos de ventanas o muros gruesos. [/toggle]
[toggle title=”Incorporar una antena más sofisticada”]En la mayoría de los casos las antenas wireles proporcionadas por los Proveedores de Internet (ISP) son suficientes. Estas alcanzan para cubrir las necesidades normales y la mayoría de los usuarios las utiliza, sin embargo en muchas veces los usuarios deben recurrir a una antena más sofisticada (debido a que la señal es muy débil o debido a la disposición particular de su casa u oficina). La antena, a diferencia de los amplificadores, no “aumenta” la señal sinó que la conduce mejor. Existen antenas orientables que permiten dirigir la señal manualmente hacia una dirección específica ahorrando recursos.[/toggle][toggle title=”Incorporar una antena más sofisticada”]Existen en el mercado Repetidores, (también conocidos como amplificadores o expansores de señal) los que aumentan la zona de cobertura. Sin necesidad de realizar perforaciones o de colocar un cableado éstos artefactos aumentan el radio de alcance. Se colocan a mitad de camino entre el router y la zona donde queremos ampliar la cobertura.[/toggle]

Realizado los pasos anteriores, podemos proseguir optimizando nuestra red WiFi, para ello vamos a emplear una aplicación denominada WLAN Optimizer, la cual detiene los escaneos que se realizan en segundo plano por cualquier sistema operativo (Windows 7, Vista y XP), con ello se consigue optimizar los tiempos de latencia (lag) y la velocidad de las conexiones, siendo importante si conectas a una red inalámbrica para jugar online.

WLAN Optimizer no requieres ser instalado, simplemente debemos ejecutarlo y listo y realizar las configuraciones que creamos oportunas. Dispone de una opción para “autoconfiguración”, por lo tanto, no es necesario de amplios conocimientos en la materia.

 

WLAN Optimizer (114 descargas)

 

 

 


¿Te gusta compartir? ¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *