El aburrimiento, la depresión y las enfermedades cardíacas.

El aburrimiento grave es el estado anímico en el cual el individuo cree que su existencia carece de sentido, que ya no se tiene nada que ganar o perder, que nada es divertido ni interesante, que da igual lo que se haga y como se haga ya que nada nos va a sacar de el, que el tiempo pasa tan lentamente que estar despierto es una pesadilla.

Estos síntomas, unidos a otros, como el insomnio, los sentimientos de inutilidad, de culpabilidad, las reacciones impulsivas, es decir la realización de acciones sin motivo ni razón que incluso pueden perjudicarle como por ejemplo inversiones económicas disparatadas, la ingestión de sustancias destructivas como las drogas, el alcohol o el tabaco, la dejadez en la higiene, en la alimentación, en las relaciones sociales y familiares…resultan bastante parecidos a los de la depresión.

Según estudios clínicos el primero, normalmente producido por un exceso de tiempo libre que no se sabe como ocupar, conduce a la segunda. Y la combinación de ambos incrementa de forma importante el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Esto es debido a que además de que el individuo adopte una forma de vida poco saludable, la propia química de su organismo  eleva la presión arterial y disminuye la efectividad del sistema inmune.

Por esto es importante tomar conciencia de que ante la aparición de estados de continuo aburrimiento, y antes de que este derive en males mayores, se debe recurrir a la ayuda de especialistas que podrán dar las pautas a seguir para poder salir adelante.

¿Te gusta compartir? ¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios para El aburrimiento, la depresión y las enfermedades cardíacas.

  • muchas gracias me asido de mucha ayuda, cro que ya me e curado.

    Luis Gerado 22 julio 2011 9:30 am Responder
  • para muchos la soledad es veneficiosa, para mi es muy buena , pero tanat soledad me esta carcomiendo los simientos de la cordura ,este no es mi sitio, pero no puedo despegar me pesan las alas.

    Luis Gerado 22 julio 2011 9:35 am Responder
    • Por eso es necesario que despertemos ante tales situaciones y solicitemos ayuda sin pensar en el que dirán. Saludos y me alegro que te haya gustado esta entrada.

      Vera 22 julio 2011 4:26 pm Responder

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *