Recuperar la dieta, lo más difícil

Después de pasar unas navidades descansando y comiendo con la familia, la vuelta a la rutina se hace dura y uno de los aspectos que más nos suele costar es recuperar la dieta.

Ya hemos entrado en las navidades y una de las preocupaciones de todo el mundo son las comidas. A la vez pueden suponer una gran alegría para muchos, pero la falta de ejercicio físico unido a las cantidades ingentes de comida que ingerimos consiguen el resultado de que engordemos más de los esperado. Algo que, por ejemplo, no les suele pasar a los deportistas de élite, los cuales, además de llevar un riguroso entrenamiento tienen las mejores apuestas deportivas en bet365, ya que tienen muy interiorizado tanto el entrenamiento y la dieta como base principal de su vida.

Y es que tras varias comidas y cenas familiares en unos días en que la mayoría de personas no trabajan, perder el peso ganado parece muy complicado. Tu estómago se acostumbra a ingerir grandes cantidades de comida, una tras otra, lo que le lleva a pedirte mucho más alimento del que en realidad necesitas.

La tendencia de nuestro sistema digestivo es a adquirir la energía suficiente para vivir, pero ello puede convertirse un problema si lo mal acostumbramos. Si logramos engañar a nuestro cuerpo con que necesitamos realizar ingestas tan copiosas a lo largo del día, éste te trasmitirá esa sensación en las siguientes semanas, algo que solo tú mismo puedes corregir.

Lo más preocupante en las navidades es el gran tamaño que nuestros estómagos llegan a adquirir, siendo complicado devolverlo al mismo estado de antes. Pero obviamente con un poco de dieta, ejercicio y ganas de conseguirlo se puede lograr.

“mazapán, polvorones y bombones de choco” (CC BY-SA 2.0) by xurde

Por esta razón, entre otras, es tan difícil empezar una nueva dieta a la vuelta de navidades, fecha en la que tanta gente se lo propone. Otro factor importante es la gran cantidad de alimentos a los que no estamos acostumbrados a tomar y que generalmente nos gustan más que los que comemos diariamente.

Lo que los profesionales nos recomiendan es comer más veces al día, pero con menos cantidad de comida. De esta manera conseguiríamos aportar al cuerpo la misma energía con los mismos alimentos, pero con un mayor espacio de tiempo, lo que nos lleva a no dar de sí a nuestro estómago.

Sin duda, la dieta es un factor fundamental para estar sanos y tener una buena condición física. Desde hace ya unos años, la nutrición ha adquirido una mayor importancia dentro de la sociedad y más aún en el mundo del deporte de élite, donde un buen profesional puede mejorar considerablemente sus resultados si está bien aconsejado en este apartado.

Eso sí, tiene que quedar claro que la dieta debe venir acompañada del ejercicio. De hecho, a día de hoy una no se entiende sin la otra y menos para personas sin rutinas diarias o muy poco acostumbradas a realizar deporte.

Por tanto, cuidar la nutrición se ha vuelto fundamental para las personas que quieren mantenerse en forma. Ya no solo importa la cantidad de comida sino también la calidad de la misma y las proporciones que ingerimos de los diferentes nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Todo un mundo muy importante por descubrir para la mayoría de la gente.

Deja un comentario

Los beneficios y curiosidades del sueño

Stickers personalizados con Bitmoji