Google Health: un servicio gratuito para mantener tu historial médico

image Google Health, o traducido al castellano Google Salud es un servicio que pone este gigante a manos de todos nosotros para que podamos mantener nuestro historial médico en Internet.

El objetivo es que podamos acceder desde cualquier parte del mundo a nuestro historial médico, simplemente conectándonos a nuestra cuenta de Google.

Existen varios servicios de este tipo en internet como, como es el caso de HealthVault de Microsoft o Keyose, servicio español llevado a cabo por personas de Gran Canaria.

Google Health nos permite importar documentos e historiales médicos desde cualquier otro servicio (como por ejemplo los que he nombrado anteriormente), además podemos explorar una lista de servicios médicos y añadirlos a nuestra cuenta añadiendo un enlace a nuestro historial:

“Cuando enlazas una página a tu perfil, puedes autorizar que esa página lea tu perfil de Google Health o enviar automáticamente una actualización de tu perfil (como historiales médicos o prescripciones). Tú decides qué permisos otorgar con cada página que trabajes.”

image Esto viene a decir que podemos emplear los datos que tenemos en nuestro historial en Google Health de la forma que queramos. Posteriormente podemos añadir cualquier tipo de funcionalidad

  • Añadir un nuevo síntoma o enfermedad a tu historial médico. (Google sugiere términos a medida que escribimos).
  • Buscar un médico o profesional desde nuestra cuenta.
  • Buscar toda la información disponible sobre una enfermedad, síntoma o medicamento a través de un índice organizado alfabéticamente y añadir dichas páginas a tu historial para tener la información accesible.

Debemos tener en cuenta que en este proyecto participan muchas empresas farmacéuticas y de investigación de los Estados Unidos y no solo Google forma parte del proyecto.

Tendremos una navegación puramente limpia dentro de nuestra cuenta, lo que quiere decir que no veremos publicidad de ningún tipo, algo que considero lógico.

Lo más destacado es que se trata de un servicio totalmente gratuito, aunque yo prefiero disponer de toda esa información en un pendrive de al menos 4Gb, con un software sofisticado que permita encriptar toda la información, tener una clave pública para los datos más relevantes y a los que solo pueda acceder cualquier médico en caso de urgencia y otra privada a la que solo pueda acceder el que conozca dicha clave. Esto facilitaría bastante una labor de rescate en algún accidente por ejemplo. Evidentemente, deberíamos llevar el pendrive siempre con nosotros.

Un punto negativo se lleva Google Health al no disponer del servicio en otros idiomas, entre los que destaco el Español.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *