El escarabajo escopetero

Ya hemos hablado en post anterior, como un pez afinaba la punteria para dar casa a sus presas, el llamado pez arquero, pero en esta ocasión nos situaremos sobre tierra para comentar acerca de este extraño, pero simpático escarabajo, donde a diferencia de los grillos topo, estos no sobrevirían bajo tierra.

El escarabajo escopetero o bombardero rocía a sus enemigos con un líquido que sale a más de 100 grados centígrados. Y no sólo puede lanzarlo sin sufrir daños, también controla la dirección, consistencia y rapidez de la acción defensiva.

Fabrican esta sustancia a partir de la hidroquinona y el agua oxigenada, que producen en unas glándulas especiales. El coctel, tan especial, pasa posteriormente a las glándulas anales, que en contacto con el aire produce una detonación. ¡Menudo peo! :-D.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *